COVID en las bodas: Nuestro Gran Día en dos capítulos.



Incertidumbre y frustración son palabras que hoy en día están en boca de todos, son el tema de conversación y honestamente hay días en que ya no queremos escuchar sobre ello. Desafortunadamente la realidad es esa: el mundo entero vive bajo este velo y por mas que queramos hay pocas (pero efectivas cosas) que podemos hacer para avanzar.


Dicen que con el caos viene la creatividad, y sin duda, gracias a esta creatividad, muchas parejas han encontrado la manera de sacar su gran día adelante. Novias y novios de todo el estado, personas que anhelan con todo su corazón poder cumplir su sueño de tener una boda, están ahora escribiendo su historia de amor en dos capítulos. Así fue como mis amigos Lucia y Gustavo escribieron la suya. Primero la iglesia, y después que ya sea seguro, la fiesta.







Gracias a la referencia de una de mis clientas, Lucia, Gustavo y yo comenzamos el viaje hacia su gran día hace ya más de un año, poco sabíamos entonces de lo que iba a suceder en el 2020, y poco recordamos de lo que fue el 2019, cuando todo era diferente y normal. La fecha oficial de la pareja estaba pactada para el 18 de abril del 2020, los meses fueron pasando con tranquilidad, hicimos nuestro save the date, despedida y ceremonia civil. Al llegar marzo y con la rapida complicación del coronavirus, Lucia y Gustavo deciden que es hora de planear una alternativa, ya que para este entonces los eventos masivos son cancelados o suspendidos debido a la cuarentena, y, previendo que para el 18 de abril todo iba a empeorar, decidieron llevar a cabo su misa antes de lo previsto, no sin antes consultar la disponibilidad y disposición de sus proveedores elegidos para la ceremonia, afortunadamente todos estuvimos de acuerdo y con ganas de ayudar a Lucia y Gustavo en la primera parte de su gran día.


A pesar de todos los cambios de logística la ceremonia religiosa se llevo a cabo de manera normal, aunque con menos gente de lo estipulado, por obvias razones. Solo la familia de los novios y sus padrinos estuvieron presentes, los demás fueron testigos de la hermosa ceremonia desde un en vivo que organizamos en Instagram. Ahora solo queda esperar pacientemente a que la situación en el país mejore para que Lu y Gus puedan reencontrarse con sus invitados en la fiesta, misma que tiene fecha para llevarse a cabo en diciembre de este mismo año.


Para algunos puede ser mucho rollo tener que convocar a sus invitados dos veces, ni hablar de hacerlos pasar por el proceso de arreglo personal y renta de vestuario otra vez. Para otros es una excelente idea para mantener a sus invitados seguros y listos para el segundo capítulo. En mi opinión creo que ambas son ideas válidas que hay que planear con tiempo, y aceptar que la normalidad y nuestra vida cotidiana han cambiado.

133 vistas

© The Big Day - 2018  |  Aviso de Privacidad

logo-bodas-black.png
  • Facebook - The Big Day
  • Instagram - The Big Day
  • Youtube - The Big Day